martes, 27 de abril de 2010

El muy hijo de la gran puta lo había intentado borrar
Si fuera yo lo dejaría ahí, incorrupto, lo llevaría al aire
Como una herida de guerra de la que uno se vanagloria
Hoy ha hecho mucho calor

3 comentarios:

Antonio Efímero dijo...

Seguro que no se borró, ha quedado marcado...

El amor siempre deja marca, por más que se frote...

Margaritas a los cerdos...

Muerto y Silencioso dijo...

Me saco la camiseta y aplasto mi pecho contra el cristal.

Todoas las mañanas, cuando me mire al espejo me acordaré de ti.

lizette dijo...

Hola!
Estuve visitando tu blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto poner un link de tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si deseas no dudes en escribirme. Mi correo es lizette.quinones@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Lizette Quiñones