martes, 17 de febrero de 2009

Proxenetismo por encargo


Tienen los hombres derecho a seguir existiendo?
Después de este tablero de batalla/barbarie
Me pregunto si tenemos derecho a arrojar de nuevo los dados. Pronto el mundo pondrá las reglas en orden y sentirá intolerancia por la humanidad, regurgitándola mientras se deshace y se corroe en sus propios jugos gástricos. Y el juego se acabará. Y la necesidad de la extinción ejercerá de bálsamo que cierre las cicatrices. Son comidos por no comer
Y nosotros seremos comidos por comer
Comidos por comer


Eso acabo de escribir esta tarde
Eso me pasa cuando prostituyo
Que despeño por el risco del odio
Sólo a mí se me ocurre comprometerme para escribir una pieza corta para mañana
La escritura es tan parecida al vómito
El momento de la arcada es angustioso
Justo después de la convulsión y expulsión uno se siente aliviado
Pero poco después uno detesta su propio escrito
Como las náuseas que regresan al observar la propia papilla grumosa y nauseabunda

Hoy en la foto me saco a mí mismo, porque me sale de la polla y porque me gusta esa y no tengo otra mejor